Ven a conocer a las terroristxs de tu ciudad. Crónica de las Jornadas de La Redonda

El pasado sábado 30 de mayo diversos colectivos de Granada se reunieron en el Centro Social Autogestionado La Redonda en el marco de las Jornadas de Puertas Abiertas que este centro celebraba para dar a conocer la naturaleza de sus actividades y posibilitar así la construcción de un relato alternativo sobre su organización y función social. Un punto de encuentro del centro social con el barrio ante la criminalización que sufrieron el pasado mes de marzo. Defender a quien Defiende participó invitado por el centro y el colectivo Stop Represión.

La Redonda fue registrada ilegalmente recientemente por la policía apareciendo como blanco de uno de los últimos dispositivos de represión política, la Operación Piñata, dirigida por el juzgado nº 6 de la Audiencia Nacional. Así lo explicaron las integrantes del espacio en un comunicado leído al final de las jornadas:

“El 30 de marzo de 2015 la Policía Nacional entraba en varios centros sociales y vivienda realizando un total de 17 registros en Palencia, Madrid, Barcelona y Granada. Durante los registros se requisó material y dinero, la operación se cerró con 39 detenciones, 15 de las personas detenidas fueron acusadas de pertenencia a organización terrorista, las otras 24 fueron acusadas de resistencia a la autoridad o usurpación y fueron puestas en libertad dos días después. De las 15 personas acusadas de pertenencia a organización criminal con fines terroristas. 10 de ellas fueron puestas en libertad a la espera de juicio y 5 entraron en prisión preventiva el día 1 de Abril. A las 6 de la mañana, según testigos, la policía entraba en el espacio destrozando la puerta, sin mostrar la orden judicial a las personas vinculadas al espacio que acudieron tras ser informadas por las vecinas del barrio”.

Así, bajo el título “Ven a conocer a las terroristxs de tu ciudad” se abrieron las puertas a actividades y talleres habituales –reparación de bicis, circo, huerto- así como las mesas informativas del sábado que diversos colectivos desplegaron. Los talleres habituales y los stands informativos repartidos por el espacio invitaban a descubrir la diversidad autoorganizada cooperativamente.

La deriva autoritaria del Estado, esa que se anuncia en leyes pero que es ejercida cotidianamente por los agentes parte de las estructuras institucionales, pone inevitablemente en marcha una espiral de contactos y de alianzas –potenciales- con el objetivo de defender los espacios que cuestionan los límites hegemónicos de lo político. Espacios como La Redonda, que por lo demás aportan el suelo material y simbólico para la construcción cotidiana de formas alternativas de relaciones sociales y de formas de mirar. Veganismo, Feminismo y Autogestión son las señas identificativas del espacio que hoy genera el hilo para fortalecer la resistencia a la reconfiguración punitiva del orden neoliberal.

Diversos participantes de La Casa del Aire, La Corrala, Stop Desahucios, CGT, CNT, SAT, Jaleo, Fiare Banca Ética, La Biblioteca Social Libre Albedrío y Stop Represión participaron de las jornadas en un doble gesto que incluyó tanto el apoyo explícito al espacio, como el interés por pensar conjuntamente sobre la represión que compromete la política concreta de sus acciones.

A media tarde, debatieron sobre el significado de los espacios autogestionados,  donde se resaltó el carácter imprescindible de estos espacios desde su posición de constructores de ciudadanía socia. Su vocación inclusiva permite que sean centro de encuentro entre colectivos y subjetividades; esto es, producen convergencias y sinergias ampliando –con la mezcla- los discursos de lucha social. Es por esto que aparecen en el marco de la criminalización y securitización como espacialmente peligrosos para el orden público.

También se trató, con especial atención, la represión a las acciones directas. Entrelazadas por un despliegue que los poderes públicos realizan en la ciudad de Granada contra movimientos y espacios que construyen disidencia política contra el neoliberalismo puntivo y disciplinario. En este sentido, Stop Represión, colectivo coorganizador de las jornadas relató su proceso de lucha contra las listas negras de activistas de la policía  y recordó la importancia de estrechar los lazos de solidaridad entre los colectivos para combatir la criminalización. Se habló de esas acciones que plantan cara a la propiedad bancaria de las viviendas, del colectivo Stop Desahucios de Granada; la criminalización de la lucha contra la especulación urbanística de la Casa del Aire; la amenaza de los poderes públicos hacia otros espacios sociales autogestionados de la ciudad como la Biblioteca Social Libre Albedrío; la extrema cantidad de procedimientos sancionadores contra el Sindicato Andaluz de Trabajadores convirtiéndose en el sindicato más represaliado de la Unión Europea; la preocupación compartida desde la combatividad de CNT Granada y CGT Granada; la persecución de militantes de Jaleo Juventud Andaluza Organizada; la investigación activista de La Corrala.

Parecía inevitable buscar el vínculo de todos estos colectivos, directamente relacionados con temas antirrepresivos en Granada, con la plataforma Defender a Quien Defiende. Gracias a la invitación del CSOA La Redonda y la ayuda al aterrizaje de Stop Represión pudimos estar allí. Estuvimos para poner en común el proyecto de Defender a Quien Defiende y compartir algunas ideas para la organización y acción colectivas en defensa del derecho a la protesta. La conexión entre los ejes comunicación-litigo estratégica-incidencia política, la importancia del observatorio como herramienta para organizar la defensa y la utilidad de los dispositivos ciudad.

Esperamos poder hacer unas jornadas de la plataforma pronto, ofreciendo la excusa para otro espacio que pueda ayudar a tejer las redes de una alianza amplia antirrepresiva en la ciudad de Granada y de Granada con el resto de ciudades.