Campaña de solidaridad con los nueve imputados del Teatro Jovellanos

Dentro de la campaña de solidaridad (que contempla distintas acciones), se convoca una manifestación en Gijón el día 29 de septiembre a las 19:30 horas, así como concentraciones ante el TSJA en Oviedo los días del juicio. Además, se están recogiendo apoyos individuales al manifiesto que exige, entre otras cuestiones, “el sobreseimiento de las actuaciones judiciales”

10305072_341767129347334_5173237027278236088_n

El 24 de julio de 2014 la población de Gaza vivió uno de los momentos más angustiosos de su historia reciente. Las Fuerzas Armadas israelíes bombardearon la escuela de la UNRWA (Organización de la ONU para los refugiados palestinos), situada en Beit Hanoun, donde habían buscado protección unas 1.500 personas: 17 víctimas mortales, más de 200 con heridas. Era una acción de guerra contra población civil desarrollada dentro de la Operación “Límite protector”, cuyo comienzo el Gobierno de Israel había ordenado a sus Fuerzas Armadas a partir del día 8 de aquel mes.

La campaña militar se estaba desarrollando con tal violencia que la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, había denunciado que los ataques de las FF.AA. israelíes en Gaza podrían constituir crímenes de guerra.

En este contexto y el mismo jueves 24 de julio de 2014, estaba anunciada la actuación del grupo musical israelí Sheketak con su espectáculo “Rhythm in motion” en el Teatro Jovellanos de Gijón.

La Red solidaria contra la ocupación de Palestina (RESCOP) y el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) solicitaron al Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón que, atendiendo al llamamiento de artistas palestinos e internacionales al boicot cultural contra el sistema colonial y de Apartheid que mantiene el Estado de Israel, suspendiera el contrato del grupo Sheketak, que había colaborado en un spot publicitario del gobierno israelí para celebrar el 60 aniversario del país. Esa misma petición había sido atendida en otras ciudades. El concejal gijonés se negó a efectuar tal suspensión.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, después de valorar las informaciones sobre los ataques que sufría la población palestina en Gaza, convocó frente al Teatro Jovellanos una concentración pacífica, cuyo objetivo era “expresar la condena por el genocidio que el ejército de Israel estaba cometiendo en la franja de Gaza”.

Durante la concentración, centenares de personas hicieron pública su protesta por las masacres a las puertas del teatro. Las fuerzas de la Policía Nacional cargaron contra los asistentes, causando entre ellos varios heridos. Algunos de estos presentaron denuncia inmediata por las agresiones policiales. Posteriormente esas fuerzas llevaron a cabo retenciones e identificaciones de participantes en otra concentración celebrada en la explanada del Náutico de Gijón-Xixón por el mismo motivo el miércoles siguiente. Nueve de esas personas fueron denunciadas por las Fuerzas de Orden Público ante el poder Judicial. En la semana del 3 al 7 de octubre tendrán que comparecer imputadas por esos hechos ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Entre tanto, las denuncias de los heridos por la policía frente al teatro han sido desestimadas por el juez durante la fase de instrucción. Las acusaciones, pública y privadas, solicitan para estos acusados, en conjunto, penas económicas que suman muchos miles de euros y más de 15 años de prisión.

“El Gobierno español tiene que saber que la ciudadanía no va a dejar de ejercer sus derechos, por duras que sean las leyes con las que pretenda impedirlo. La sociedad civil espera que el Poder Judicial ampare el ejercicio de estos derechos frente a las actuaciones arbitrarias del Gobierno y frente a montajes policiales. Así mismo, sostiene que el silencio impuesto no puede ser la guía de la acción política”.

Aquí manifiesto completo: https://drive.google.com/file/d/0B0_OqjaN8uwsYkllakJHei0wMVE/view