Investigado por enaltecer el terrorismo con su canal de Youtube ‘Resistencia Films’

El pasado 21 de julio, Alex García recibió una llamada de la Audiencia Nacional avisándole de una citación judicial en la que se le llama a declarar como investigado. Se le cita para el próximo viernes 28 de julio en el Juzgado Central de Instrucción nº3 (de la Audiencia Nacional). No se le da información ni explicaciones al respecto. Alex y su abogado asistieron antes de la fecha citada para conocer los motivos y pedir el sumario. Se investiga al joven de 23 años por supuestamente “enaltecer el terrorismo” a través de los videos de su canal de youtube “Resistencia Films”.

Hace tres años tuve la osadía de crear el canal de YouTube “Resistencia Films” con el objetivo de crear una plataforma en la que poder difundir los problemas sociales con los que me encuentro día a día. Desde entonces he realizado diferentes trabajos artísticos y sociales, entre ellos, dos documentales, diversos vídeos de denuncia social, videoclips, cortometrajes de ficción, etc. En todos mis trabajos audiovisuales trato de denunciar las condiciones de miseria a las que se nos condenan, quitándonos nuestras casas, recortando en sanidad, educación y derechos laborales, además, denuncio la represión que ejerce este Estado contra las clases trabajadoras y todos aquellos que luchan por conquistar una vida digna.

Pero en este país no sólo nos reprimen por luchar por nuestros derechos, sino también por denunciar la represión a la que son sometidos quienes se atreven a luchar. No quieren que visibilicemos cómo las cárceles del Estado español están llenas de presos políticos, y que cada vez seremos más los que nos sumemos a esa gran lista. No quieren que denunciemos que en este país no existen libertades políticas y que hay partidos políticos que son ilegalizados por sus ideas revolucionarias. Quieren tenernos como esclavos sumisos, que aceptemos nuestra miseria de buen grado. En los últimos años hemos observado cómo han aumentado de forma considerable las detenciones y condenas por hacer uso de la libertad de expresión, que por derecho humano nos corresponde, y que engañosamente recoge la Constitución de la que tanto hablan. Cada dos por tres se procesa y se condena a personas por expresarse en redes sociales como Twitter o en formas artísticas como el rap o el teatro con títeres.

En mis vídeos y mis obras hago uso de mi derecho a la libertad de expresión y de creación artística transmitiendo lo que veo. Nada de lo que expresan mis vídeos me lo he inventado yo, si alguien tiene culpa de que esas realidades existan es el propio Estado. Yo sólo me dedico a observarlas y mostrarlas al mundo a través de mi pequeña cámara. Ellos difunden a diario su realidad, esa que quieren que convirtamos en nuestra, en todos los canales de televisión. La clase obrera también tiene derecho a mostrar su realidad, la cual es censurada continuamente.

Este es mi único “delito”.

En el 2015 se modificó el artículo 578 del Código Penal y se cambió la definición de terrorismo mediante Ley Orgánica 2/2015 del 30 de marzo supuestamente para adaptar la legislación al terrorismo “yihadista”. Así, los delitos de enaltecimiento y humillación a las víctimas se han agravado con penas de hasta 3 años de prisión.  Sin embargo, la ambigüedad del texto legislativo y el todo vale por la seguridad ciudadana esta fomentando que se haya incrementado la detención, enjuiciamiento y las condenas por estos delitos a multitud de personas, pese a no tener relación con ninguna organización terrorista y sin suponer un peligro real. Sobre todo, personas que han expresado opiniones, mensajes o imágenes a través de redes sociales o que han realizado espectáculos en la calle. En muchos de los casos, el derecho vulnerado ha sido el de la libertad de expresión y reunión, fomentando así un deterioro de las libertades democráticas fundamentales del estado español.

Puesto que la libertad de expresión, así como la utilización de los casos de enaltecimiento el derecho que tenemos todos a la libertad de expresión y de creación artística. Entraré con la cabeza alta, con la conciencia y tranquilidad de quien sabe que su causa es justa. Pero te necesito a ti, a todos y a todas, para que difundas y denuncies mi caso y el resto de sangrantes casos de represión que se suceden a diario. Deben saber que no tenemos miedo, y que cuando tocan a uno, nos tocan a todos. La solidaridad es nuestra mejor arma.

Este viernes estaremos atentas al juicio ante la Audiencia Nacional.