El fin de la Ley Mordaza un poco más cerca

El pasado jueves 5 de julio Defender a quien Defiende participó en la Jornada Parlamentaria organizada por No Somos Delito (NSD) en el Congreso de los Diputados. Como parte activa de NSD pudimos realizar diversas ponencias de organizaciones miembro de Defender a quien Defiende, como Ecologistas en Acción, Novact y Legal Sol. De esta manera pudimos expresar las vulneraciones que hemos ido detectando en estos tres años de Ley de Seguridad Ciudadana,  así como propuestas de cambio.

Esta jornada llega en un momento idóneo, puesto que el grupo socialista prevé tener listo para noviembre un supuesto nuevo texto que sustituiría a la conocida como Ley Mordaza. En el discurso de Pedro Sánchez durante la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, se anunció acabar con ‘los aspectos más regresivos de la ley mordaza’. Pese a que en 2015, el PSOE tenía claro que entre sus objetivos estaba el derogar esta ley que criminaliza la protesta social y vulnera derechos fundamentales.

Desde Defender a quien Defiende apuntamos a la preocupante regresión en los derechos civiles y políticos que ha supuesto esta ley, algo que ya veníamos alertando cuando ésta normativa era solo una propuesta de ley:

Novact centró su participación en señalar la criminalización de la noviolencia. “Un método legítimo de disidencia frente a estados autoritarios”, según comentaron. Añadieron que perseguir la noviolencia supone limitar la participación política de la sociedad. El Instituto propuso al Gobierno garantizar la protección de derechos fundamentales y “la protección de las personas defensoras de estos derechos, las activistas en nuestro país”. 

Por su parte, desde Legal Sol analizaron como la Ley de Seguridad Ciudadana profundiza en la “individualización del sufrimiento”, posicionándose además muy en contra de las reformas que plantea el partido socialista que, según comentaron, “buscan volver a la Ley Corcuera”

Finalmente, desde Ecologistas en Acción explicaron cómo la protección del medio ambiente y la denuncia de actuaciones empresariales que vulneran derechos medioambientales así como derechos humanos básicos son multadas y perseguidas judicialmente vía Ley de Seguridad Ciudadana y Código Penal. Pusieron el ejemplo del juicio que han tenido que sufrir recientemente por su acción contra la Feria Homsec en Madrid.

En este sentido,  la comisión de análisis de No Somos Delito instó a los partidos políticos presentes (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y Compromís) a que se facilite la participación ciudadana en la elaboración de la nueva ley; que ésta no sea una mera operación de maquillaje y que se aborde también la reforma del Código Penal.

Una ley que garantice los derechos humanos

Se presentó una propuesta creada y consensuada por más de 40 organizaciones y colectivos, a la que se han adherido más de 150 entidades sociales y cerca de 700 personas, en la cual se recogen 10 puntos fundamentales para garantizar la protección de los derechos fundamentales.

Este documento contiene los mínimos que debe recoger la nueva ley, donde se debe de garantizar, por ejemplo, la seguridad jurídica estableciendo criterios claros y determinados, en contraposición con el actual artículo que castiga las faltas de respeto a los agentes de autoridad. Se insta también en hacer efectivo el principio de presunción de inocencia o se exige el principio de igualdad y no discriminación proponiendo la eliminación del registro de infractores.

Durante la jornada se facilitaron diversos espacios para recoger propuestas de colectivos, organizaciones, movimientos y personas de la sociedad civil para la redacción de una nueva legislación que garantice el libre ejercicio de derechos y libertades individuales y colectivas. Así también, el teatro legislativo sirvió para analizar qué ha supuesto una ley mordaza.